Skip to main content

Auditoría de terceros

Una auditoría de tercera parte se lleva a cabo cuando una empresa ha decidido establecer un sistema de gestión de la calidad (SGC) que cumple con un conjunto de requisitos estándar, como la norma ISO 9001, y contrata a una empresa independiente para que realice una auditoría y compruebe si la empresa ha logrado cumplir los requisitos.

¿Quién realiza una auditoría de terceros y cómo funciona?

Las empresas independientes que se utilizan se denominan registradores u organismos de certificación. Realizan auditorías para verificar que el sistema de gestión de la calidad cumple los requisitos pertinentes. A continuación, conceden la certificación a las empresas que cumplen los requisitos.
La certificación puede utilizarse para garantizar a los clientes de la empresa certificada que el SGC cumple los requisitos de la norma elegida.

Hay tres tipos de auditorías que se llevan a cabo en este proceso:

  • Auditorías de certificación
  • Auditorías de mantenimiento o vigilancia
  • Auditorías de recertificación

¿Quién utiliza una auditoría de terceros?

Las empresas que operan en determinadas categorías de alto riesgo -como los recipientes a presión, los juguetes, los aparatos de gas, los ascensores y los equipos médicos y eléctricos- que deseen hacer negocios en Europa deben cumplir determinados requisitos para ello. Una forma de que las empresas cumplan los requisitos es que su sistema de gestión sea certificado por una organización de auditoría externa.


¿Tiene más preguntas?

Por favor, contáctenos


Otros contenidos