Skip to main content

Blackbox-Test

Antes de ser liberado para su uso, el software debe ser probado para detectar errores y su funcionalidad. Los desarrolladores de software disponen de varios métodos de prueba para probar el software. Una prueba muy conocida es la Blackbox-Test.

¿Qué es un Blackbox-Test?

Un Blackbox-Test, también conocido como prueba de comportamiento, es un método de prueba de software en el que el probador no conoce la estructura interna, el diseño y la implementación del objeto bajo prueba. El nombre proviene del hecho de que un programa informático es como una caja negra a los ojos del probador, dentro de la cual no puede ver. Este método trata de encontrar errores en las siguientes categorías:

  • Funciones incorrectas o ausentes
  • Errores de interfaz
  • Errores en las estructuras de datos o en los accesos a bases de datos externas
  • Errores de comportamiento o de rendimiento
  • Errores de inicialización y terminación

¿Para qué pruebas de software se utiliza el Blackbox-Test?

El método de prueba es aplicable a las siguientes pruebas de software:

  • Pruebas de integración
  • Pruebas del sistema
  • Pruebas de aceptación

La ventaja de un Blackbox-Tests es que se realiza desde el punto de vista del usuario y ayuda a descubrir las desviaciones de las especificaciones. Además, los probadores no necesitan conocer ningún lenguaje de programación ni cómo se ha implementado el software. Blackbox-Test s pueden ser realizadas de forma independiente por los promotores y, por tanto, se consideran un método de prueba objetivo.

Puede encontrar más información sobre el tema Blackbox-Test aquí:

  • https://de.wikipedia.org/wiki/Black-Box-Test

  • ¿Tiene más preguntas?

    Por favor, contáctenos


    Otros contenidos